CHARLANDO CON… ALBERTO GALLARDO (CAPATAZ).

FUENTE: http://lapasionsegunmicamara.wordpress.com/2011/03/31/charlando-con-alberto-gallardo-capataz/

Le llaman el Poeta del Martillo, dicen de él que tiene un corazón pa tres cuerpos, creo que se han quedado corto. Como persona es de Canela y Clavo, la Madrugá jamás será lo mismo sin oirle mandar el palio de su Madre (como él dice). Si todos fuéramos como él, el mundo sería mucho mejor. Es Alberto Gallardo.

Defíname la Semana Santa de Sevilla.

Ya vez como te la voy a definir siendo sevillano y nacido en la calle Sol. Una de las definiciones mías es que desde “chiquitito” lo mejor que me ha dado el Señor y su Madre bendita es meterme en las venas y en mis huesos esta afición. Me he llevado treinta y cinco años abajo con el palo en lo alto, treinta y cinco años, sin desmerecer lo que tenemos hoy, cuando había mucha hambre e iba a una cofradía y terminaba a las dos de la noche o a las dos y media, no me acostaba, me sentaba en una silla hasta las cuatro de la mañana que cogía el tranvía y me iba al muelle a trabajar y después hasta las tres que me iba a San Gonzalo, o a La Bofetá y así ocho días y no tenía más remedio que ir por que el capataz de las cofradías era el capataz del muelle que era Alfonso Borrero Pavón.

¿Cómo son los costaleros de canela y clavo?

Voy a tener que patentarlo. Los costaleros son más que hijos míos. Lo echo mucho de menos, pero tengo a mi hijo y esta gente lo han acogido con mucho cariño. Lo de Canela y Clavo tengo el privilegio que en la Banda de Olivares han hecho un marcha y me pidieron que le pusiera el título por que era un homenaje a mi persona por haberme retirado, yo no quería pero insistieron y le puse “Madrugá de Canela y Clavo”, en un acto me dieron las partituras. Y el colmo del colmo, la hermandad me ha hecho capataz honorífico y ya me puedo poner delante del palio sin pedir permiso a nadie y un azulejo que ha puesto en mi calle que es muy bonito, por lo menos me lo han puesto en vida. Yo me emocioné mucho, es lo máximo, creo que es demasiado y que no merezco tanto, es de una generosidad bárbara.

Usted que ha sido costalero y capataz, ¿qué se queda con el martillo o el costal?

Para mí, donde está el corazón, el amigo, el cariño, el amor, todo lo que te diga es poco, está abajo en la trabajadora, lo del traje negro es muy distinto, respetando a todo el mundo, para mí el costal es lo más grande del mundo, ahí es donde está la verdad “der tó”. Yo todavía podría ir con mi hijo y mi sobrino que van los dos, en la vida hay un principio y un final y hay que estar preparado, a mí me costó muchas lágrimas y no fue fácil al estar a la vera de tu Madre tantos años.

Cuando dijo en Giralda TV que dejaba el martillo y se retiraba delante de su hija, ¿ella ya lo sabía?

No, se enteró en ese momento. El primero que se enteró fue su hermano, pero no se había enterado nadie, me levanté una mañana y le dije a mi mujer: “ya no saco más a la Virgen” pero fue un sacrificio muy grande y con cinco años menos estaba bien pero llegó su momento y he estado treinta años delante. La gente preguntaba mucho, a Fran López de Paz le preguntaban en El Llamador qué había pasado y él dijo:”El que quiera saber que ha pasado con Alberto Gallardo que se fije en el Cristo del Amor, en los pies del Cristo del Amor”, el pelícano que con su sangre le da de comer a sus hijos, que respuesta más bonita, no se puede decir las cosas con más dulzura.

¿En algún momento se arrepintió de tomar aquella decisión?

No, lo que pasa que lo añoro, date cuenta que lo añoro y es mi vida desde niño. En el año 50 iba con un farol en la cruz de guía, un farol de palo por que no teníamos nada y desde la cruz de guía hasta la presidencia del Cristo iban catorce parejas de nazarenos hasta siete mil hermanos que somos tiene tela. Yo iba a la entrada del palio de Montesión a coger las flores para ponérsela a mi Virgen para la Madrugá y pintando los respiraderos con purpurina, tieso total como la mojama.

¿Qué significa la hermandad de Los Gitanos para Alberto Gallardo?

Te voy a decir dos palabras; es la hermandad de mis amores.

¿Y Alberto Gallardo para Los Gitanos?

Fíjate como me catalogarán que me nombraron Hermano de Honor el día que me fui. Me dieron un homenaje en el Hotel Alandalus, junto al campo del Betis y me lo dijeron, la junta de gobierno me lo dijo y hubo un Cabildo General y por unanimidad me nombraron Hermano de Honor de mi hermandad. La iglesia estaba llena hasta la bandera, cualquiera no es Hermano de Honor y más estando tieso (risas).

Con tantos años de costal y martillo, alguna anécdota curiosa o simpática habrá por ahí, ¿no?

Una de las anécdotas era cuando íbamos por Santa Catalina, iba llorando de dolor como un niño chico por que tenía un menisco hecho polvo, estando debajo del Señor, por que yo antes de ir con la Virgen fui costalero del Señor, y le dije al Moreno;”Yo no puedo más lo siento mucho, además yo a ti ya no te hago falta “pa  ná”” y me dijo que me salía de abajo pero me quedaba el Kiki que va de segundo en el palio y me preguntó; “¿Tú vas a querer?”, y yo le dije;”Hombre Manolo “po no voy a quere”.

¿Qué diferencia hay entre el mundo del costal de hoy y el de cuando empezó usted?

Desgraciadamente cuando yo empecé había mucha hambre, la economía estaba por los suelos y todo el mundo iba buscando un capataz para que le diera trabajo y una cofradía entonces todos los pasos no tenían la misma cabida, las mismas trabajadoras, pero yo tenía la suerte de que mi capataz tenía dinero y a lo mejor me daba quinientas pesetas, que era un sueldo, y me decía; “Toma y mañana vete”pa” San Bernardo “. Afortunadamente la Semana Santa ha ganado mucho con los hermanos costaleros, bendito sea Dios en el momento que puso las manos para que salieran los hermanos costaleros, bendito sea Dios, que no se nos puede olvidar en la vida y es lo mejor que ha pasado, cualquiera sabe como hubiera estado la Semana Santa en esta época. Yo como he tenido la suerte de crear cuatro cuadrillas de costalero, yo los considero a todos como hijos míos por que han cumplido conmigo y han puesto su granito para que Alberto Gallardo sea quien es en la Sevilla cofrade.

¿Qué le parece la moda de los costales variopintos que se ven hoy?

A mi no me gusta, yo llevaba mi pantalón con una par de dedos subidos, por que ahí debajo hace calor, pero esas cosas que hay hoy no me gusta. Hay otra moda de llevar los costales por la nariz y mirando para arriba, la ropa debería de ir por las cejas, pero vamos son modas que el capataz debería de corregir  un poquito. Yo llevaba un costal de lunares, era blanco y con el lunar azul, me gustaba, como vengo de casta gitana por parte de mi padre, pero bueno esas son cosas que no hacen daño, lo importante es tirar ”pa´ rriba” y no pasar las fatiguitas que pasaban los capataces antiguos, ahora hay costaleros de sobra.

¿Qué le parece que Virgen de los Reyes ya no toque detrás del Cristo de la Salud?

Es un asunto muy delicado por que ha habido muchas divisiones en la hermandad por eso. Lo primero que te voy a decir es que Virgen de los Reyes se equivocó por que está tocando que quita”to el sentio” pero se pone muy aflamencá, el Señor no puede ir andando con un tango por La Campana, tanta gitanería no puede llevar y yo soy gitano por parte de padre. Virgen de los Reyes no sabían tocar cuando se llamaban Los Despojos y si sabían tocar ahí ahí. Se equivocaron al ponerle el nombre por que en vez de Virgen de los Reyes se deberían de llamar Nuestro Padre Jesús de la Salud, que es el nombre de nuestra imagen. Para el año que viene se hará una banda de música, que eso sí es difícil.

¿Qué le pasó a la salida de la Catedral un año con un joven paralítico llamado José Luís?

Ese niño lo hice padrino de la cuadrilla del palio de Las Angustias y salían varios costaleros y lo levantaban de la silla para que viera la Virgen. Le dijo al alcalde que como que no hacían “na” conmigo que tenía un corazón pa tres cuerpos. Salir por la puerta de los Palos y verlo allí me ahogo, no puedo ni hablar. Ahora, me voy “pa” la puerta de Los Palos y le digo; “Ya estoy aquí” y me quiere comer con los ojos. Me quiere mucho.

Yo no creo que en la Sevilla cofrade haya alguien que no le quiera a usted.

Y la no cofrade. Lo que yo percibo es que me quieren. Sin vanidad, dicen que nadie es profeta en su tierra y yo en lo mío me siento profeta y lo digo sin vanidad, fíjate que me han puesto un azulejo y estoy vivo y esas cosas se la ponen al que se muere como yo hice con el Balilla, enfrente del Juzgado Antiguo en Santa Catalina junto al Tremendo.

¿Qué tiene Las Angustias que no tenga otra?

Te voy a decir una cosa, es distinta a todas. El que te está hablando es hijo de Ella, como voy a hablar de mi madre. Yo le saqué estos versos:

Del color de la canela,

Angustias tienes la cara,

Del color de la canela

Eres reina y soberana,

Y alumbras más que el sol

Cuando entras en La Campana.

Eso para mí es… Es que es mi Madre, a mí me echaron el agua debajo del manto de Ella y mira ya me he emocionado. Cuando la vea entrar la veo como cansada de toda la Madrugá, viene deseando de llegar a su casa.

¿Y el Manué?

Yo respeto a todos los nazarenos de Sevilla, por que hay muy buenas esculturas, pero ninguno se parece al Señor de la Salud. Está el Señor de Sevilla que también he ido debajo de él, pero como el señor de la Salud, de verdad, yo he visto a chavalitas jóvenes decirle piropos y también le he escrito sus cositas:

Que no te llamen Manué

Padre mío de La Salud,

Que no te llamen Manué,

Que tú te llamas Jesús,

Va repartiendo Salud,

Por “toito” el mundo entero,

Gitano el Rey de los cielos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s