Aquellos costaleros antiguos…

Os quiero enseñar hoy una breve aproximación a los primeros costaleros, aquellos que fueron los pioneros en este bello trabajo del costal.

Leyendo este documento me hace pensar lo difícil que tuvieron que ser aquellos comienzos, preludio de lo que actualmente conocemos hoy.

“Nos situaremos para empezar, en una primera época como fue la del medievo, en la cual proliferaron los Vía Crucis, y las reliquias portadas a mano. Siendo el mas importante y conocido el de La Cruz del Campo el cual data de 1521, fundado por el Marques de Tarifa.

Evolucionando según investigaciones contemporáneas en el origen de La Semana Santa. En este periodo, que acaba a principios del siglo XVI no se conocen datos que confirmen ni desmientan el inicio, de los que a la larga se conocerán como costaleros.

Posteriormente, le sucederá una segunda etapa, que durará hasta el siglo XVII, donde surgen las Cofradías de sangre, procesionando cruces arbóreas con sudarios y Crucificados de pasta. Surgirá a comienzos del siglo XVII, palios portados en andas sin respiraderos, con cuatro o seis patas y brazuelos para ser llevadas las imágenes por sacerdotes o cofrades.

El Cardenal Niño de Guevara instituye la primera Carrera Oficial en 1604, lo que en un principio parece intrascendente, y pensado para acallar disturbios entre cofrades de distintas hermandades y establecer un orden de recorridos y horarios.

Después marcará un hito en la historia de las Cofradías, puesto que al tener que discurrir por un mismo sitio y ser observadas por el mismo público, entran en competencia entre ellas, y por tanto se encargan andas más voluminosas con horquillas para descansar en las paradas e imágenes mas grandes.

Con este respectivo y considerable aumento, las andas se hacen más pesadas, y se recurre a una manera de portarlas de forma mixta, es decir cargadores por dentro, haciendo el mayor esfuerzo y cofrades o sacerdotes por fuera en plan figurativo o de oración, con lo que da lugar a la paulatina desaparición de aquel trabajo exterior.

Hoy día en nuestros pasos, de forma casi testimonial y cumpliendo una función puramente decorativa, nos queda la manigueta como recuerdo de aquellas tareas.

El Costal y el Corpus

En 1587, tras 7 años de trabajos, Juan de Arfe termina la Custodia y procesiona por primera vez en el Corpus de Sevilla, teniéndose que realizar una parihuela para llevarla, debido a sus dimensiones y peso.

A la vez que se designaron 12 portadores, cargadores del muelle y pertenecientes a la Hermandad de Ntra. Sra. de la Granada, cuya capilla estaba en el Patio de los Naranjos catedralicio. El primer capataz fue el carpintero de la S. I. C., Pablo de Torres.

En 1590 ya contaba la custodia con dos cuadrillas de costaleros y al mando se encontraba el capataz Pedro Sánchez. Por esta época son 14 los costaleros que portan la Custodia, contando con 4 relevos a lo largo del recorrido. Como dato anecdótico, en 1665 la mayoría de los costaleros eran inmigrantes franceses y gallegos, que también hacían las veces de “aguaores”.

Se sabe que hasta 1927 la Custodia fue llevada por costaleros, y posteriormente, durante el mandato eclesial del Cardenal Illundaín, se paso a las ruedas (entre 1928 y 1930).

El primer documento gráfico sobre costaleros o mozos de cordel, se encuentra en la Catedral de Sevilla sin fecha ni firma alguna, atribuyéndose a Lucas Valdés a finales del siglo VXII. Figura en él un texto en italiano, en el cual se hace referencia a los cargadores de la Custodia del Corpus, a quienes denomina como “fachini”.”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s