Archivo | agosto 2008

Mejores jugadas del Viernes 22 de agosto

Lo prometido es deuda y aqui tenemos a estos locos y aguerridos cofrades que vienen a demostrar que no solo lo hacen bien bajo las trabajaderas, sino que pegandole patadas a un balón para lesionar al contrario no tienen comparación. La crónica del partido de ayer se está gestando, pues se vieron cosas muy feas y antideportivas. Permanezcan atentos.

Anuncios

Viernes 29 de agosto, nueva cita con el deporte a las 22:00

Se les recuerda a nuestros costaleros aficionados al futbol sala, que la convocatoria de los viernes sigue en pie hoy viernes, pero la cita se retrasa hasta las 22:00. Rogamos dejen las ganas de dar patadas en casa pero se traigan las carteras para hacer caja en el Miredu, que hay mucha crisis y tenemos que ayudar. Ayer conmemoramos San Agustín y esperamos que hoy nos inspire para que la calidad futbolística sea de notable nivel. La pista sigue siendo la misma, la de la Palma.

 

Más tarde se intentará colgar unos videos con las mejores jugadas acontecidas el viernes pasado. Esta claro que de la cancha vamos a ir a la gloria mismo. Sean puntuales, por favor.

Hermanos Villanueva: «El Desprecio de Herodes es un paso valiente, poderoso»

Escrito por Javier Macías   

Pasión Sevilla, martes, 11 de marzo de 2008

-¿Ha cambiado la forma de andar del Gran Poder?

-Manuel: No ha cambiado la forma de andar. Lo que he hecho ha sido pausar la zancada un poco, porque desde mi punto de vista iba demasiado larga. Cada capataz tiene su forma de hacer las cosas a mi me gusta más así. Sigue leyendo

Partido del Viernes. Un 22 de agosto…

Vemos a Fernadi, el tanque de la trasera iniciando la contra.

El gran Keko, un mariscal de lujo coteja la banda, cuando lo ve oportuno no duda en sacar su temible derecha.

Duelo de titanes, Largo vs. Keko, saltan chispas entre estos dos peloteros…

Hay que recuperar, el tanque pide explicaciones, el arbitraje ha presentado muchas dudas… Por otro lado el gran Keko descansa esperando de nuevo su oportunidad.

Ahora viene lo mejor, después del partido unas buenas tulipas en el Miredu. Fantástico…

La crónica no tuvo mucha miga. A continuación se muestra la misma:

El Dandy: Aaron, vaya clase. ¡¡ Un Crack ¡¡

Pa Echarlo: Rivera, El zizou de la bahía no tuvo su día.

Vaya dia: Fernandi no tuvo su tarde, aunque un pelotazo suyo te quita del mapa.

Leñero: De nuevo una semana más el gran Keko ostenta este calificativo. Sus entradas rozaban la ilegalidad, se ganó en el campo el apelativo de “malas noticias Keko”, sin embargo nos ofreció un par de galopadas por la banda dignas de mención.

El despistado de la semana: Se equivocó de cancha, venia preparado para dar un mate con sus 1:90 de altura, y termino metiendo dos en la porteria contraria… (Paco Fuentes)

Espero que os hayais divertido. El próximo viernes más, ¡¡¡ ole la gente buenaaaaaaaaaaaaaaaaaa ¡¡¡

Un abrazo.

Esos viernes de agosto de convivencia…

Como viene siendo habitual, un caluroso viernes más del mes agosto, nos reunimos para compartir unas carreritas y unos toques de balón. He aquí una foto del evento, después del partido solemos acabar en el Bar Miredu, degustar unas cañitas (y los mas sanos un Aquarius), jejeje…

 

Al final todas las calorías quemadas se reciclan de nuevo durante el refrigerio posterior al partido, pero bueno, al menos nos llevamos magníficos momentos de convivencia.

 

Por cierto desde aquí ya os comento que el partido de mañana  22 de agosto en la pista del barrio de la Palma es a las 21:00 horas, os espero con las pilas cargadas y la cartera llena para después en el Miredu…

 

Un abrazo.

El día que me casé: “Una experiencia inolvidable…”

Corría el sábado 21 de junio del presente año, y cuando abrí los ojos me sentía con un nerviosismo que ya esperaba desde hace días, era lógico, era el día de mi boda.

 

La verdad es que tengo que deciros que estaba ajeno a todos los acontecimientos que por la tarde iban a sucederme, pero bueno yo tenía las mariposas en la barriga típicas del novio horas antes del enlace.

 

Quede por lo mañana a eso el mediodía con mis dos mejores amigos, para ir a comer algo por ahí y tomarnos unas copitas, eso ya lo habíamos hablado hacia tiempo porque es tradición entre nosotros, que si una cervecita por el Apolo, otra en la Aurora… en fin íbamos haciendo la ruta del tapeo por El Puerto.

 

Después de la sobremesa en compañía de mis amigos, me dirigí hacia mi casa para prepararme, relajarme y ponerme el traje de novio, para ir en busca de la mujer con la que he compartido doce maravillosos años.

 

Salí de mi casa del brazo de mi madre, la madrina y nos dirigimos hacia la Iglesia Mayor haciendo el mismo camino que hago todas las madrugadas del Viernes Santo pero esta vez no era para llevar por las calles del Puerto a mi Nazareno sino para contraer matrimonio con la mujer a la que quiero delante de Dios.

 

Cuando llegué a la Iglesia pues viví los momentos típicos, los besos, saludos y abrazos de las personas que te quieren como son los amigos, familiares…. en definitiva este ritual de todas las bodas. Pero entonces llegó el momento de dirigirme al altar para esperar a la novia, de pronto alguien se me acerca y me dice: “Juanma tenemos una sorpresa para ti” entonces en esos momentos estaba entrando mi futura esposa acompañada por la Agrupación Musical Nuestra Señora de los Reyes de Sevilla con los acordes de la marcha “Caridad del Guadalquivir”, no me lo podía creer, era un sueño la agrupación musical mas importante de Sevilla estaba tocando en mi boda en nuestro honor.

 

No me lo podía creer, fue algo increíble, cuando termino la ceremonia, fuimos a firmar a la Capilla de los Encisos donde están las imágenes de nuestra Hermandad y la banda interpretó la marcha “Gitano de Sevilla”, os aseguro que me sonó a la misma gloria para luego acabar cuando nos dirigíamos hacia la puerta del sol para salir a la calle con la interpretación de la marcha “Y al tercer día…” que  fue algo maravilloso porque esa marcha me hacia ver que tenia una nueva vida por delante como cuando el Señor resucitó.

 

Cuando salíamos para recibir el arroz de nuestros amigos la banda se abrió y formo un pasillo por el cual pasamos ya como marido y mujer hasta la calle, con las lágrimas en los ojos de muchos de los que allí se encontraban no solo de nosotros porque los momentos vividos fueron increíbles.

 

Así que hermanos, esta fue la tarde de mi boda y los momentos vividos por nosotros me hacen dar las gracias a mi Nazareno porque de un modo u otro también la banda tocó sus sones para nuestro Cristo.

 

Juanma el Balilla.

Nota: Fotos tomadas con un movil.